receta cheesecake

Receta Cheesecake Clásico (Sencillo!)

La receta de cheesecake al horno ofrece un pastel muy cremoso y dulce, sin ser demasiado empalagoso, y tiene un matiz muy ligero de limón. Por eso, siguiendo algunos consejos sencillos, te sorprenderás de lo fácil que es elaborarlo. Lo mejor de todo, es que obtendrás un resultado profesional y delicioso. Conoce más a continuación.

Índice

  1. Tips previos para la receta de cheesecake
  2. Los ingredientes que necesitaremos
  3. Algunas cosas a tener en cuenta…
  4. Instrucciones de Preparacion
  5. Notas de la receta

1. Tips previos para la receta de cheesecake

  • Preparación de la mezcla: 30 minutos.
  • Cocción: 55 minutos.
  • Tiempo total de elaboración: 1 hora 15 minutos.
  • Resultado de la preparación: 10 raciones.

2. Los ingredientes que necesitaremos

Para la base de galleta del cheesecake:

  • 200 gr de galletas dulces u otras galletas simples, que en ningún caso deben ser saladas. Cualquier tipo de galleta sirve, desde las del supermercado hasta las que haces tú mismo.
  • Ocho cucharadas de mantequilla sin sal, derretida.

Para el relleno de la tarta:

  • Dos cucharadas de harina de trigo de uso múltiple.
  • Una cucharadita de extracto de vainilla.
  • 125 gr de crema agria.
  • 330 gr de azúcar en polvo.
  • La ralladura de un limón. Puedes reemplazarlo por ralladura de naranja, aunque no es común hacerlo.
  • Tres huevos a temperatura ambiente.

Lo que puedes añadir como complemento luego de hornear:

  • Fresas, arándanos, frambuesas, distintos tipos de mermelada.
  • Azúcar en polvo o azúcar glas para espolvorear.

3. Algunas cosas a tener en cuenta…

receta cheesecake
Photo by Chinh Le Duc on Unsplash

3.1 El cheesecake puede ser tu mejor amigo para aprender en la repostería

Para empezar, muchas personas pueden sentirse desalentadas cuando piensan seguir una receta de cheesecake, especialmente aquellas en las que la corteza de galleta corre riesgo de romperse.

Sin embargo, en nuestra opinión, el pastel de queso es más fácil de hacer que muchos otros pasteles tradicionales.

Por lo tanto, no tienes que preocuparte si el pastel crece demasiado, o si se hunde en el medio mientras se enfría.

De hecho, el riesgo de fracaso cuando elaboramos un cheesecake es mínimo. No habrá problemas con el polvo para hornear, ni intrincados detalles que vigilar.

Claro, podrías terminar con una superficie agrietada, pero esto puede solventarse simplemente ocultando el defecto estético bajo el azúcar glas o agregando un montón de fresas encima.

Vamos, lo peor que puede pasar es que la base de galleta se rompa un poco, pero nada demasiado significativo.

3.2 El reto de hacer la base del pastel

Justamente, es la galleta lo que preocupa a mucha gente. Por eso, siempre es importante hacer hincapié en que la galleta se puede romper, y que esto nunca debe verse como un evento extraño.  

De igual manera, es sorprendente lo bien que la base se mantiene unida cuando la tarta de queso ya está terminada. Es firme, pero tiene un poco de movilidad, por lo que no se agrieta tan fácilmente como muchos creen.

Del mismo modo, otra preocupación común es la idea de moldear la corteza en la bandeja para hornear.

Pero, en realidad, es fácil si usas un vaso o una taza para presionar la masa contra la bandeja y aplanarla contra la base.

Hazlo con delicadeza, y no tendrás ningún problema con este paso.

3.3 La textura del cheesecake

Por una parte, no es inusual que los pasteles de queso sean muy densos y cremosos, además de pesar bastante. Siendo honestos, esos suelen ser los menos favoritos.

En consecuencia, muchas tartas de queso tienden a ser demasiado pesadas, y eso le quita encanto a este postre.

Mientras tanto, en el otro extremo, se encuentran los cheesecakes que son tan ligeros y esponjosos, que básicamente lucen como un mousse.

El cheesecake clásico está en el medio. Es cremoso y tiene consistencia, pero no es muy denso.

El relleno de la tarta de queso se aligera batiéndolo, agregando crema agria y, por supuesto, horneándolo, lo que le otorga una consistencia más esponjosa.

Además, este pastel es dulce, pero no demasiado. Esto resulta ideal para aquellos que desean disfrutar de un postre delicioso sin correr riesgo de empalagarse.

Así mismo, es bastante habitual que la receta de cheesecake clásico incluya limón. Solo un pequeño toque de sabor cítrico y te aseguramos que tu tarta de queso será una auténtica maravilla.

3.4 Cómo debe ser el resultado al hornear

Algunos pasteles de queso llegan a pesar muchísimo, y esto arruina la textura ideal. Por otro lado, tampoco buscamos que el resultado sea un budín.

Allí es donde entra en acción el cheesecake clásico, tan sencillo de hacer, que es prácticamente imposible que te equivoques en el proceso.

Recuerda que a casi nadie le gusta un pastel que pese más que una comida completa, así que tómate las cosas con calma y lleva a cabo la receta con paciencia.

3.5 Seguir la receta al pie de la letra es la clave

En primer lugar, lo que conduce a la creación de un gran cheesecake clásico es su receta. No es difícil seguirla, y sus pasos son bastante accesibles hasta para los pasteleros más inexpertos.

Por eso, no desesperes si lo único que sabes hornear son galletas, ya que hacer una tarta de queso no está fuera de tus habilidades.

En este sentido, no tienes que angustiarte si aún te falta un poco de destreza en el apasionante mundo de la repostería.

A continuación, te dejamos la mejor receta del cheesecake clásico. Detalladamente explicada, excepcionalmente concisa e increíblemente sencilla.

Con esta receta y nuestros consejos, tu tarta de queso deleitará a tu familia, amigos o invitados.

4. Instrucciones de Preparación

receta cheesecake
Photo by Tina Guina on Unsplash

4.1 Alistando la bandeja antes de hornear

Primero, debes empezar precalentando el horno a 160 °C. Luego, unta mantequilla sobre la superficie de una bandeja circular de unos 20 cm de diámetro.

Seguidamente, coloca un pedazo de papel para hornear en la bandeja, y fíjalo en el fondo del molde circular.

El papel sobrante sobresaldrá de la bandeja, pero esto no es algo que deba preocuparte.

4.2 Cómo hacer la base de galleta para el pastel de queso

Siguiendo con la receta de cheesecake, rompe las galletas a mano o colocándolas en un procesador de alimentos. Ambas maneras funcionan.

Tritura las galletas hasta que sean solo finas migas. Luego agrega mantequilla, mezcla brevemente hasta que se disuelva y se parezca a la arena mojada.

Más tarde, vierte la mezcla en el molde ya preparado. Usa una espátula para extenderla por encima de la base y por los bordes.

Usa un objeto con una base plana y bordes verticales (puede ser una taza medidora) para presionar las migajas en contra la bandeja, y para darle forma contra los bordes de la misma.

4.3 Relleno, horneado y presentación

Ten a mano una batidora para revolver el queso crema hasta que esté suave. Esto tarda aproximadamente unos 30 segundos.

Durante este proceso, añade la harina y bate hasta que la mezcla se compacte, por aproximadamente 10 segundos.

Incorpora la vainilla, la crema agria, el azúcar y la ralladura de limón. Bate hasta que se forme una mezcla consistente.

Agrega los huevos de uno en uno. Bátelos hasta que estén combinados (10 segundos cada uno). Asegúrate de no sobrepasar el tiempo porque la mezcla se llenaría de aire.

Después, vierte la mezcla sobre la corteza de galleta previamente preparada.

Hornea durante 55 minutos. La parte superior debe ser de color marrón dorado, muy claro, no agrietada y casi perfectamente plana. Debe moverse ligeramente cuando se agite suavemente la bandeja.

Enfría la tarta en el horno con la puerta abierta, luego ponla a refrigerar por 4 horas sin sacarla de la bandeja.

Usa el papel sobresaliente para deslizar el pastel de queso fuera de la bandeja. Luego separa delicadamente el pastel de queso del papel.

¡Cubre tu cheesecake con fresas y espolvorea con azúcar glas!

5. Notas de la receta

receta cheesecake
Photo by Natalia Y on Unsplash

5.1 Galletas

Cualquier galleta simple funcionará bien aquí, necesitas dos tazas de migas.
Las migas son una parte fundamental de la receta, y es imprescindible que queden bien trituradas.

Un método para hacerlo, es colocando las galletas en una bolsa, y triturarlas con un rodillo hasta que se haga un polvillo.

La miga debe quedar como arena mojada, de modo que cuando la presiones, se mantenga firmemente compacta, especialmente en la pared de la bandeja.

Usa toda la mantequilla que necesites para crear la mezcla. La miga es delicada cuando no está cocida, pero una vez que se hornea, se vuelve mucho más estable.

5.2 Queso crema

El queso crema no suele ser difícil de encontrar. Para asegurar resultados óptimos, puedes adquirir el de mejor calidad en el mercado. Pero no te angusties si no puedes, ya que cualquier marca de queso crema servirá.

Ten en cuenta que en algunos países puede que se te haga muy difícil hallar el queso crema. De ser así, reemplázalo por otro queso de consistencia parecida, al que puedas tener acceso fácilmente.

Lo importante en este caso, es que la receta de cheesecake puede adaptarse al producto que encuentres.

5.3 Jugo de limón o agua

El jugo de limón y el agua se usan para evitar que el cheesecake quede demasiado seco, mas no se usan ambas al mismo tiempo.

Si tu tarta de queso llevará frutas como fresas o bayas, lo mejor es que agregues agua. Por el contrario, si no llevará frutos, puedes utilizar el jugo de limón.

Igualmente, esto le dará un agradable toque cítrico a la receta de cheesecake que estás elaborando.

5.4 Enfriar en el horno

Esto ayuda a evitar que la superficie se agriete, ya que se enfría de manera natural, en lugar de hacerlo no apresuradamente.

Por otro lado, no te recomendamos poner a enfriar tu pastel de queso fuera del horno, y mucho menos en el refrigerador cuando apenas está recién terminado.

Sin embargo, una vez que el calor se ha retirado de manera natural, el lugar ideal para un cheesecake es uno en donde esté refrigerado.

Por último, te animamos a poner en práctica los sencillos pasos de esta receta de cheesecake. Con ella obtendrás un resultado único y delicioso.

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.