pollo a la carbonara

Pollo a la carbonara, ¡fácil y rápido!

El pollo a la carbonara es una receta tradicional italiana que se ha extendido a lo largo del mundo, y con el tiempo se ha hecho cada vez más deliciosa. Así que, si quieres intentar algo nuevo, y no simplemente cocinar el pollo que tienes en el refrigerador, esta receta es lo que has estado buscando.

Los ingredientes que vas a necesitar

– 500 gramos de tocino.

– 1 caja de espaguetis, linguini o fettuccini, o cualquier otra pasta que prefieras.

– ¼ taza de piñones.

– 2 cucharadas de mantequilla.

– 2 cucharadas de harina.

– 1 taza de crema de leche.

– 1 taza de leche entera.

6 yemas de huevo.

– 1 cucharadita de azúcar.

– 1½ tazas de queso parmesano rallado y un poco más para poner sobre el plato terminado.

– ½ taza de albahaca fresca, y un poco más para adornar el plato terminado.

– 1 cucharadita de sal.

– 1 cucharadita de pimienta negra recién molida.

– 600 gramos de pollo crudo cortado en pequeños trozos.

– 2 cucharadas de mantequilla.

– 2 cucharadas de ajo, picado.

– ½ taza de perejil fresco, picado.

– 1 cáscara de un limón.

– Especias al gusto.

Pollo a la carbonara para cocinar con estilo

El pollo a la carbonara es un plato clásico italiano, típico de restaurantes y famoso alrededor del mundo.

Si lo que quieres es sorprender a tu familia o amigos con un plato que parezca recién salido de la cocina de un restaurant de alta categoría, este puede ser un plato perfecto.

En primer lugar, debes tener en cuenta que se trata de una preparación bastante sencilla. Lo único que tienes que hacer es seguir los pasos de la receta, prestar atención a los consejos culinarios y todo resultará de maravilla.

De cualquier modo, será más divertido si este plato se prepara para varias personas. Igualmente, esta es una excelente idea si en tu grupo familiar cercano hay alguien que tenga mucha experiencia en la cocina, ya que, sin duda vas a aprender de esa persona.

Además, a todo esto, se debe agregar que el pollo a la carbonara es una comida saludable, ya que, aunque contenga una buena cantidad de ingredientes, todos tienen en común que aportan algo bueno a tu organismo.

Incluso el pollo, estrella de la receta y tristemente infravalorado, puede servir como una buena y nutritiva proteína para tu almuerzo.

Con nuestra inigualable receta de pollo a la carbonara, podrás preparar este clásico de la gastronomía italiana con la mayor facilidad posible.

Hora de preparar el pollo a la carbonara (35 minutos)

Primeros pasos

– Para empezar, debes cocer el tocino hasta que esté crujiente. Luego, escurrir y desmenuzar. Pon a un lado el tocino desmenuzado y la grasa del mismo.

– Cocina la pasta según las instrucciones del empaque. Déjala enfriar y colócala a un lado, pero asegúrate que se mantenga húmeda.

– Luego tuesta los piñones en una sartén pequeña a fuego medio hasta que estén ligeramente dorados. Cuando termines, ponlos a un lado. Mezcla la mantequilla y la harina en una sartén pequeña y cocina a fuego medio durante cuatro minutos o hasta que desaparezca el olor a harina cruda. 

– Después calienta la crema, la leche y el azúcar a fuego lento en una cacerola pequeña. Solo calentar, no hervir.

Y luego…

– El siguiente paso es llenar una olla hasta la mitad con agua y ponerla a hervir. Bate las yemas de huevo en un recipiente de vidrio, de acero inoxidable o resistente al calor que se pueda colocar sobre el agua caliente sin que sufra algún daño.

Vierte lentamente la crema y la leche en las yemas de huevo en un chorro continuo y muy lento, batiendo vigorosamente mientras lo haces.

Coloca el tazón sobre el agua caliente y bate hasta que la mezcla esté humeante pero no hirviendo. Este paso es fundamental para que no se cocine demasiado. Si la mezcla se calienta muy rápido, saca el tazón del fuego y deja que se enfríe un poco. Luego vuelve a ponerlo en la estufa, y sigue batiendo continuamente.

-Una vez hecho esto, retira del fuego y agrega el queso parmesano, la albahaca picada, sal y pimienta. Luego, bate la mantequilla y la mezcla de harina hasta que esté suave. Si lo prefieres, puedes ponerla en el refrigerador para que se enfrié.

Quita el tendón del filete de pollo colocando el filo de la hoja del cuchillo sobre el tendón y con la otra mano, tira del pollo hacia arriba con los dedos y deslízalo fuera del tendón. Debes quedarte con el tendón en la mesa y el trozo de pollo en la mano. Esto requiere un poco de práctica, pero una vez que hayas dominado la técnica, hacerlo se te hará muy fácil.

Para el cierre

– Si ya preparaste los demás ingredientes más temprano en el día, saca la mezcla del refrigerador y caliéntala en una cazuela, con cuidado de no dejarla hervir. También puedes hacerlo en el horno microondas, pero lo que se recomienda que es lo hagas directamente sobre la estufa.

– Después recalienta la pasta ya cocinada. A continuación, calienta una sartén grande a fuego medio-alto y coloca la mantequilla y dos cucharadas de grasa de tocino con el pollo y saltea durante dos o tres minutos o hasta que el pollo ya no esté rosado. Añade el ajo y saltea durante 30 segundos más.

Pon la pasta en agua caliente durante unos segundos, luego en la sartén con el pollo. Mezcla el perejil, la ralladura de limón y el tocino desmenuzado (guarda un poco de tocino para cuando sirvas el plato). Retira el sartén del fuego y agrega la yema de huevo junto con la crema.

Cuando ya esté todo listo, busca platos para servir y cúbrelos con tocino, un poco de queso parmesano, un poco más de albahaca y al final agrega los piñones tostados.

¡Listo, tu pollo a la carbonara está terminado!

5/5 (1 Review)

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.